El Gobierno de Canadá inició el lunes el proceso de ratificación de un nuevo pacto comercial de Norteamérica e instó a los legisladores de oposición a aprobar formalmente el acuerdo lo más pronto posible. La viceprimera ministra Chrystia Freeland, que dirigió el equipo de negociación canadiense, instó a los legisladores a dejar de lado el partidismo. Los liberales no controlan la Cámara Baja y deben confiar en la oposición para gobernar. La información es de “Reuters” y la publica “Reforma”.