Lugar:
Fuente:
Ya FM

El ‘efecto Tusa’ no ha parado de impactar, al grado que hasta los sacerdotes la cantan en sus propias iglesias.

La canción de Karol G comenzó a ser cantada en una misa católica con los primeros versos de “Tusa” siendo interpretados por el padre, hasta que poco a poco comienzan a unirse los asistentes, hasta que el padre decide detener la canción.

El video de la misa ha causado conmoción y ha dividido las opiniones de los internautas: mientras unos dicen que lo hizo para alegrar la misa, otros dicen que es una falta de respeto.

Te dejamos con el video: