A nuestro criterio, Nahuel Guzmán de los Tigres es actualmente el mejor portero que juega en el futbol mexicano, pero también el más “sucio”. En varias ocasiones hemos visto por la televisión que, cuando el árbitro principal está de espalda golpea a jugadores contrarios, molesto porque su equipo está perdiendo. Y este sábado lo vimos una vez más cuando le da una patada por atrás al jugador mexicano del Santos de Torreón, Eduardo Aguirre- quien le obstruía un poco su saque-  molesto porque el joven delantero le había metido dos goles y el partido estaba por finalizar con la derrota de su equipo. Hoy, la Comisión de Arbitros reconoció que hubo un error tanto del silbante Antonio Pérez como del VAR que no revisaron la jugada, salvándose el “sucio y alevoso” portero de la expulsión. Con información de “XEU Noticias”. Foto de “Mexsport”.