La Organización Mundial de la Salud manifestó hoy su preocupación por el avance de la enfermedad COVID-19 en Medio Oriente, particularmente en Irán, donde en tan sólo 48 horas se han reportado 18 casos y 4 fallecidos. “Es una tendencia muy preocupante, que muestra que la ventana de oportunidad se está estrechando”, señaló en rueda de prensa el director general de la OMS, Tedros Adhanom. Subrayó que al organismo le sigue inquietando el potencial del nuevo coronavirus para extenderse en países con débiles redes sanitarias. La información es de EFE y la publica “Reforma”.