Un monje ortodoxo etíope que tiene 114 años de edad ha sobrevivido al coronavirus. Tlahuan Woldemichael recibió el alta el jueves después de casi tres semanas en el hospital. Se le trató con oxígeno y dexametasona, que en Inglaterra ha reducido en un tercio el fallecimiento de enfermos hospitalizados graves. El Ministro de salud etíope ha recomendado el uso de esa droga en casos de emergencia para enfermos que requieren respirador u oxígeno. La información y foto es de AP y las publica “Excélsior”.