“Conviene hacer tres acotaciones. Primero, que el cambio climático era un asunto de diagnósticos hasta la década pasada, pero ya pasó a la sala de urgencias: están ocurriendo desglaciaciones, sequías, tormentas anómalas, propagación de enfermedades transmitidas por vectores, acidificación de los mares. Segundo, que el cambio climático exacerba los efectos de las pandemias y juntos configuran lo que el lugar común llama una tormenta perfecta: epidemia más escasez de agua con temperaturas extremas, crisis agrícolas y crisis energéticas. Y por último, en la Unión Europea sí se invierte para frenar y para prever el cambio climático, pero por acá no”. Es parte de lo que escribe el Dr. Adalberto Tejeda Martínez en artículo en nuestro Portal.