Después de estar más de cuatro meses sin actividad en su destacada carrera profesional, el tenor xalapeño, Javier Camarena, regresó ayer a los escenarios en la Casa de Opera de Zurich, donde interpretó  arias de Gaetano Donizeti y de Guiseppe Verdi, acompañado por el pianista Enrico María Cacciani.. Camarena, considerado uno de los mejores tenores del mundo, junto el alemán Jonas Kaufmann, charló con “La Jornada” y expresó:”estoy muy contento y un poquito nervioso por la situación actual que se vive”. La nota es de Carlos Paul. Foto de Wikipedia”.