Si había dos personas emblemáticas de Coatepec, en los últimos años, eran Vicente “Chivita” o “Chato” Bonilla y María Elena Mata, “La Guerita del Kiosco”, las de las famosas nieves de Coatepec, la de los amantecados sabrosos que todavía se venden en varios restaurantes de Coatepec y Xalapa. Yo tuve la suerte de conocerla desde muy joven y siempre me prodigó una cariño especial, que fue bien correspondido. También fue dueña de la cafetería “El Estudiante”. Y de Vicente, cuántas anécdotas y personas de la política y del medio artístico que conoció. En estos días ambos queridos personajes cumplieron un año de no estar físicamente con nosotros. Foto de Alfonso Mora Chama