A partir de hoy, actividades comerciales desarrolladas por las editoriales y librerías, las dedicadas a la producción de bienes y servicios relacionados con la fabricación, venta y dstribución de insumos y artículos de papalería  y material didáctico, así como uniformes escolares, mochilas  y dispositivos electrónicos como las tabletas, computadoras y calculadoras, son consideradas actividades esenciales en todo el país, por lo que podrán funcionar no importando el color del semáforo epidemiológico, de acuerdo con el decreto publicado ayer lunes.en el DOF.. La nota es de Ricardo Quiroga en “El Economista”.