Al menos 100 personas y más de 4 mil resultaron heridas como resultado de la potente explosión que se provocó en el área de puerto de la ciudad de Beirut, en Líbano. El  nitrato de anomio almacenado en exceso en ese lugar desde 2014 pudo ser la causa de la explosión que afectó a la mitad de la ciudad, aunque también pudo ser provocado. La explosión afectó a un radio de 10 km. y dejó edificios afectados en la mitad de la ciudad. Existen personas desaparecidas  y los daños mortales podrían aumentar. El gobernador de Beirut, Marvan Abboud, comparó la explosión con los bombardeos de Hiroshima, lloró en televisión y pidió el apoyo internacional. Con información de “El Universal”, Televisa y “La Razón”.