Este lunes unos 30 millones de estudiantes iniciarán en el país un ciclo escolar atípico: sin uniforme, sin mochila, sin convivencia con otros compañeros, desde casa con el apoyo de sus padres, a través, principalmente de la TV, con canales determinados, con horarios para cada grado, con algún sector del estudiantado que no tendrá acceso a los cursos, con un reto educativo por la nueva modalidad, y con papelerías que tuvieron una baja del 70% en la venta de útiles escolares. Esperemos que todo salga bien.  Foto de “El Dictamen”.