Quienes tenemos muchos años de vida y muchos años de haber trabajado en el servicio público, además de un buen número de años en el periodismo, hemos conocido a decenas de jóvenes en sus iniciales intentos de sobresalir en el medio de gobierno y y/o el peridismo, y vemos con satisfacción que muchos han logrado su objetivo, algunos con mucho trabajo, otros a base de relaciones, y varios más con ambos recursos. El problema de varios de ellos, y ellas, es que pierden la sencillez, la humildad y de pronto se sienten divos y divas, creyendo que el cargo o la posición que ostentan es para toda la vida. Foto de “Música de siempre”..