Lugar:
Fuente:
Milenio

El subsecretario de Salud destacó que, además de la empresa afectada, han contratado a seis laboratorios internacionales para el suministro de estos medicamentos.

 KARLA GUERRERO

Luego del robo de medicamentos oncológicos que se presentó el 7 de octubre a la empresa distribuidora Novag Infancia, y que surte al sector púbico, la Secretaría de Salud (Ssa) descartó que este inconveniente lleve a un desabasto de medicamentos contra el cáncer, ya que la empresa afectada sólo es uno de varios proveedores del gobierno.

“Tenemos la tranquilidad que no ha sido el único abastecimiento que hemos hecho y hemos comprado varios otros lotes en otros laboratorios de varios países… hay otros seis laboratorios internacionales a los que se les ha contratado estos mismo producto, de modo que tenemos un surtimiento múltiple”, destacó Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud en conferencia vespertina.

Añadió que este robo podría llevar a una insuficiencia en el abastecimiento por algunas semanas; sin embargo, indicó, la compañía a la que se contrató en Argentina (Laboratorio Kemex) está obligada a cumplir con el contrato para México, independientemente de haber sufrido esta adversidad.

“Es un inconveniente, pone de inmediata una insuficiencia de abastecimiento que llevara algunas semanas en reponerse a la compañía a la que se contrató. La compañía argentina está desde luego obligada a cumplir con le contrato para México independientemente que haya sufrido esta adversidad”.

Tras rumores de que había sido un robo al gobierno, el subsecretario de Salud aclaró que ese no fue el caso, ya que no fue un robo a instalaciones del gobierno, pero sí un producto contratado por él a un laboratorio privado y que tendrá que reponerlo la empresa.

“No va haber un agujero, o un desabastecimiento súbito, como se planteó, ya que hay una compra múltiple y tendremos producto de otros lugares”, dijo.

Explicó que el medicamento presuntamente robado no había pasado por la revisión del sector salud, por lo que no tenía la autorización sanitaria por parte de la Comisión Federal para la protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Estaban en la bodega y hasta que fueran presentados a Cofepris serian analizados y en su momento, analizados (…) El producto ya desapareció y no está en manos de quién lo iba presentar para su evaluación”, precisó.

En cuanto a la reposición del medicamento, el subsecretario precisó que “no tiene conocimiento” si los medicamentos tenían o no seguro, sin embargo, ya se presentó la denuncia ante la Fiscalía General de Justicia, por lo que se debe de esperar a que “hagan su trabajo”.

Este lunes, la Secretaría de Salud informó que en México se han registrado 821 mil 45 casos confirmados de coronavirus; de los cuales han fallecido 83 mil 945 pacientes, hasta este lunes 12 de octubre.

lvm

Foto de archivo-