La economía estadounidenses da muestras de agotamiento cuando la incertidumbre sobre el nombre del  nuevo presidente del país y la perspectiva de un Congreso dividido dejan poco lugar al optimismo sobre un nuevo paquete de reactivación económica. Todas las miradas se vuelcan  a la Reserva Federal (Fed), que comenzó ayer su reunión de política monetaria, para sabe si tomara alguna decisión para impulsar a la economía. Expertos señalan que los riesgos de una recesión son elevados en momentos en que el virus se expande y el apoyo fiscal adicional es incierto en el corto plazo. La información es de AFP y la publica ” El Economista”. Foto de archivo.