“Un gramo de bondad vale más que un tonelada de intelecto”, estima el escritor chileno Alejandro Jorodowsky. Foto de Twitter.