Hace unos días comentábamos que muchos grupos de amigos de la tercera edad , en esta capital, han cancelado temporalmente sus acostumbradas comidas quincenales o mensuales por la pandemia del Covid-19. Y como en esas comidas era común que cada uno llevara una botella de vino, ahora están recomendando la convivencia a través de Zoom, o de Skipe, mientras cada uno desde su casa acompaña la plática con una copa de vino y una buena botana. Foto de “Sommelier”.