“Hace 40 años Chente Balcázar decidió dejar su trabajo de repartidor de refrescos para dedicarse a la música callejera. Cargando un tambor que cuelga de su cuello hasta su pantorrilla, y que acompaña con un guiro y una campana, es como Vicente Balcázar se gana la vida recorriendo las calles de Veracruz. Ha tenido participaciones en algunos programas de televisión; también ha realizado su show en el Estadio  Luis “Pirata” Fuentes, al igual que, dice, en algunas películas y novelas”.