Otra vez se quedó Ildefonso Guajardo con “el bat en el hombro”. Hace 6 años se manejó que podía ser el candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León, pero en parte su importante mediación para el avance de T-MEC se lo impidió. En esta ocasión la volvió a buscar pero el alcalde de Monterrey, Adrián de la Garza, está mejor posicionado, y éste ya se registró como precandidato de unidad, yendo además el PRI en alianza con el PRD. Con información de “Rozones” de “La Razón”. Foto de “Milenio”.