Si para el día de las elecciones del año 2021, la gran mayoría de los mexicanos ya están vacunados contra el Covid-19, como lo marca el plan nacional anunciado, y es probada la eficacia de la misma para un regreso paulatino a la normalidad, ello será un gran punto a favor del gobierno federal y del partido Morena y sus aliados. Si, en cambio, existen fallas en la llegada, distribución u aplicación, y no se logra el objetivo en el número de aplicación programados, ello repercutirá desfavorablemente para esos partidos. Foto de “La Razón”.