El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, anunció este miércoles la aprobación de un decreto que hace obligatorio el uso de cubrebocas en todo el estado,  además de que quedan prohibidas las reuniones sociales de más de diez personas, y ésas se limitarán a las familias que viven en sus propias viviendas. Habrá multa y sanciones por desacato. La nota es de Jesús Vázquez en “El Economista”, Foto de “Líderes Mexicanos”.