Hace poco vimos a Denzel Washington en una gran película de 2007, “Gánster americano”. Ayer, con más años y más kilos, lo vimos en el filme “Roman J. Israel , Esq”, con la que en 2018 obtuvo una nominación al Oscar por Mejor Actor. Trata de un abogado al que se le muere su mentor y socio de un bufete de abogados, y éste se le que queda a otro abogado a quien se le debían favores económicos. Y eso le trastorna su vida, y ésta se complica más al realizar, por necesidad económica, un acto de corrupción. En el filme se relaciona con una activista de derechos humanos, con quien logra gran empatía. Fotografía de Pepe Dertesano en “Ciencia y Cinericia”.