“Me quedé sin internet unas horas y CONOCI a unas personas geniales y qué crees… dicen que son de mi familia”. Mal de nuestros tiempos.