Una ciudad del noreste de China utilizó por primera vez este miércoles un robot para realizar pruebas de Covid-19, en el marco de una campaña de detección masiva tras registrarse algunos contagios. Este brazo articulado controlado en forma remota por un operador, raspa delicadamente la garganta de los pacientes con un hisopo. Muchos habitantes de Shenyang, impresionados por la precisión de sus movimientos, hicieron cola este miércoles ante el centro de pruebas. La información es de “24 Horas” y la publica “Cambio Digital” de Esaú Valencia.