Lugar:
Fuente:
Milenio

Los invitados deben llegar con chofer, pues no se les dará estacionamiento y portar un código QR en los vehículos que los trasladen al punto de encuentro para ser identificados.

ALEJANDRO DOMÍNGUEZ

La ceremonia de inauguración presidencial de Joe Biden y Kamala Harris estará fuertemente vigilada ante la amenaza de que grupos pro Donald Trump intenten obstruir su realización. Además busca ser un evento libre de contagios de covid-19, por lo que los invitados deberán someterse a todo un protocolo para asistir sin problemas.

Algunos de los asistentes consultados por MILENIO explicaron que fueron citados a las 08:30 horas en un edificio del gobierno de Estados Unidos, desde el cual serán trasladados al Capitolio en vehículos oficiales bajo estrictas medidas de seguridad.

Los invitados deben llegar con chofer, pues no se les dará estacionamiento y portar un código QR en lo vehículos que los trasladen al punto de encuentro para ser identificados. Además deberán mostrar sus credenciales y las de sus acompañantes.

 

Para evitar contagios con motivo de la pandemia de covid-19, todos los invitados fueron sometidos a pruebas de diagnóstico PCR dos días antes de la ceremonia, por lo que un resultado negativo es requerimiento para asistir.

Foto de “Milenio”.