“Las campañas electorales tradicionales han quedado en el pasado. Los canales digitales se han apoderado del marketing político y se han convertido en medios eficaces para que los candidatos interactúen con los electores. En este sentido, la redes sociales forman parte de la estrategia de marketing digital de un personaje político. En la actualidad, es imposible pensar en participar en una contienda electoral sin poner énfasis en un plan de publicidad que incluya el uso de las plataformas digitales”. Lo escriben en el Portal “Cambio Digital” de Esaú Valencia.