Tenía el Cruz Azul cuatro derrotas consecutivas- la última de la liguilla ante Pumas; el partido de la Concacaf y en el presente torneo de liga ante Santos y Puebla, Pero, anoche, en un partido que se había suspendido y siempre sí se jugó, de visita, a la defensiva y con sufrimientos, logró sacarle el triunfo 1 gol a 0 al Pachuca. “Santi” Jiménez dijo hoy que fue posible ello “por los huevos que tienen mis compañeros”. Fue un gran respiro para el técnico Juan Reynoso. Para el próximo juego ya podrá jugar el “Cabecita” Rodríguez, csatigado por fiestero. Con información de Jesús Morales en “XEU Noticias”. Foto de “Mewsport”.