Lugar:
Fuente:
La Jornada

Personal de salud acude al Centro de Vacunación Covid-19 en el 22 Batallón de Infantería Nacional “Chivatito”. Foto Víctor Camacho

La Dimensión Episcopal de Pastoral de la Salud de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) exhortó a no saltarse la fila en la vacunación contra el COVID-19 y sostuvo que esos biológicos son una de las mejores formas de enfrentar la pandemia en lo individual, y sobre todo en lo colectivo.

En conferencia de prensa virtual, Domingo Díaz Martínez, arzobispo de Tulancingo y responsable de la Dimensión Episcopal de Pastoral de la Salud de la CEM dijo que debido al incremento de casos y hospitalizaciones por COVID-19 en el país, la iglesia católica conmemora a febrero como el mes de salud y llamó a extremar las medidas sanitarias preventivas y a no realizar reuniones familiares o fiestas, para evitar nuevos contagios.

Díaz Martínez, quien ya tuvo Covid-19, indicó que “poco a poco, pero va llegando la vacuna a México” y conminó a inmunizarse. “Se alienta, se anima a la comunidad a que esperemos nuestro turno con paciencia; no hay que buscar privilegios, hay que esperarnos. Todos tenemos derecho, y hay que seguir un orden para llegar al momento de ser vacunados.