“Acariciamos la vida como las olas del mar acarician la arena de una playa, así como los recuerdos lo hacen con la memoria, está escrito aseguran  y me resisto a lo que debe ser y será, la vida es caricia, entiendo, dándole tiempo al viento, a la lluvia que nos acaricia, , al sol a veces hiriente, a veces aceptable, al día que nos deja laborar  y a la noche que nos invita al sueño, viajando por el mundo con amor, con tristeza y con lamentos”. Es parte de lo que escribe Alfonso Mora Chama en su columna de hoy , al referirse al fallecimiento de su gran amigo, Juan Manuel Guevara Klunder.. Descanse en paz.