Nos debíamos una noche y una botella de vino/como mínimo una noche cada siete días/como mínimo unos tragos/como mínimo un vino bueno/ como mínimo un vamos/Y tal vez una noche sea poco/pero hay noches que valen toda la vida. Es de la autoría de Irela Perea y la subió el médico-poeta Iván Hernández a su cuenta de Facebook. Foto de “Curro cañete”.