Sergio Flores Armida fue tío de Amadeo Flores Espinosa y alcalde de  Boca del Río. Sin embargo tuvo problemas para ser candidato, porque los otros contendientes por la presidencia municipal alegaban que no contaba con residencia en el municipio. El Delegado del PRI, Fortunato Alvarez, le comentó que no lo podía apoyar porque no tenía residencia. Sergio le respondió: “-Ah, dices que no tengo residencia, pues ven a verla”. Y el Delegado se sorprendió del tremendo “caserón” donde vivía Sergio. Descanse en paz el buen amigo. Foto de “Noticias de Veracruz”.