“Retenes, cárcel y multas de 2 mil pesos son algunas de las medidas que han instaurado comunidades de Oaxaca para evitar el ingreso del virus SARS.CoV.2. Para la mayoría de sus habitantes las medidas extremas se justifican porque carecen de servicios médicos.. “No estamos en guerra, pero no se puede entrar al pueblo ni convivir con la familia, no estamos en la cárcel, pero a la gente se le impide salir”, cuentan por ejemplo, en el poblado zapoteca de Talea de Castro”. La nota es de Pedro Macías en la Revista”Proceso”. Si hijos que estudian o trabajan fuera, quieren ver a sus padres, lo hacen en el retén a la entrada del pueblo, y ahí pueden convivir unas horas, con cubrebocas y a 5 metros de distancia”, agrega.. Foto de Wikipedia.