La paradoja de un país como la India, gran productor de vacunas, es que sufre récord de contagios diarios que no se dieron en la primera ola. Si hace poco más de un mes reportaba 15 mil contagios diarios, hace unos días batió un nuevo récord global de 314 mil infecciones  en 24 horas. y los casos activos andan por los dos millones. Además, el país enfrenta, por primera vez,  la falta  de oxígeno y dc camas disponibles en los hospitales. Ello ha provocado que muchas de las nuevas vacunas producidas vayan a ese destino. La información es de A. Alamillos en “El Confidencial”. Foto de AP en “El País”