Pasadas las 11 horas de la noche de ayer, el cohete reportado “fuera de control”  cayó en el óceano índco, al oeste de Maldivas, según reportó la Agencia Espacial Nacional de China. El cohete espacial chino quedó prácticamente desintegrado al entrar a la atmósfera, sin causar daños. La nota es de CNN en español. Foto de “Excélsior”.