Lugar:
Fuente:
La Razón Online

Rodrigo García Flores conducía el convoy que sufrió el accidente en la Línea 12; hasta el momento no ha sido llamado a declarar por la Fiscalía

El incidente en un tramo de la Línea 12 del Metro se registró el lunes en la noche.Foto: Omar Ávalos.
Por:

  • SERGIO RAMÍREZ

Rodrigo García Flores, conductor del convoy que sufrió el accidente en la Línea 12 del Metro el pasado lunes, que dejó saldo de 25 muertos, afirmó que no es responsable de lo que sucedió, y aseguró que hasta el momento no ha sido llamado a declarar por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

En entrevista con Imagen Televisión en el noticiero de Ciro Gómez Leyva, el hombre de 39 años relató cómo sucedieron los hechos cuando realizaba su última vuelta de su día laboral, conduciendo el tren con número económico 19, con dirección de Tezonco hacia la estación Olivos.

“Fue algo muy impresionante que la verdad no se lo deseo a nadie en estos momentos, es algo muy fuerte, muy duro”, señaló al describir lo que encontró en el último vagón que se partió en dos.

“Cuando yo entro en el último vagón hay tres personas desmayadas, estaban inconscientes, no se movían, entonces había una parte donde estaba un brazo, un poli me decía qué hacemos con el brazo, le dije no muevas nada, ahorita deje que entre personal a sacar a las personas”, mencionó.

García Flores pidió a la sociedad no juzgarlo por lo ocurrido la noche del lunes en la Línea Dorada cuando se desplomó una estructura de la vía elevada del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

“Espero que la gente que escuche o vea esto, entienda que no todo está en manos del conductor, que no nada más somos nosotros, sino que hay más. Antes que nada lamento la pérdida tanto de familiares, creo que no soy responsable de lo que sucedió y que en realidad hay momentos en que uno no sabe qué pueda suceder.

“No puedes decir soy culpable porque las cosas llegan a suceder y tú ni te das cuenta cuando pasan las cosas, todo pasa en un segundo”, detalló el operador del convoy accidentado.

Paso a paso platicó lo ocurrido en su día de trabajo, pues dijo que antes de llegar a la estación Olivos “siento que el tren se levanta, al sentirlo, yo volteo a ver hacia enfrente y los cables de la catenaria se empiezan a mover y veo en el monitor donde está el BS, corriente cortada, disyuntores.

“Y veo que se empiezan a mover las pantallas, bloqueo el tren, este se sigue deslizando hacia enfrente, entonces llega el momento en que se detiene; cuando eso ocurre desbloqueo la puerta, abro, salgo y me asomo hacia atrás qué es lo que pasó”, agregó en su historia.

Rodrigo García notificó al puesto de control en línea de lo sucedido y pidió el corte de corriente, además de señalar que había presencia de humo al fondo del tren. Caminó hacia la zona del accidente donde se encontraban los vagones inclinados, tratando de tranquilizar a los pasajeros atrapados.

“Y yo cuando veo en el último vagón me quedé así, y lo demás del tren dónde quedó”, explicó.