La Junta de Gobierno del Banco de México decidió, de manera unánime, dejar sin cambios la tasa de interés, en 4 por ciento. Y advirtió de un posible riesgo de alza en la inflación. Lo comenta Yolanda Morales en “El Economista”. Foto de Wikipedia.