El policía primero de la Policía Bancaria e Industrial, Mario Hernández, encontró un cheque bancario cobrable por 40 millones de pesos, que resguardó, buscó a la empresa emisora ubicada en la zona de Polanco, en la Ciudad de México, y acudió a devolverlo. Su honestidad lo llevó a recibir una felicitación del Secretario de Seguridad Pública, Omar García Harfuch, de sus superiores y de miles de cibernautas, varios de los cuales consideraron su actuación “como una hazaña que debe reconocerse”. La nota es de Laura Gómez Flores en “La Jornada”.