“En la capital del estado, entre tantos personajes,  hay un señor candidato que no sólo tiene bien ganada fama de honesto, de familia decente, que es ciudadano ejemplar y solidario, que sabe bien a lo que va, que ya fue alcalde, que su trayectoria le ganó el respeto del presidente de México, que ya tiene proyecto para trabajar de inmediato por la ciudad y, como se decía en los viejos tiempos, él sí sabe como hacerlo”. Lo escribe Gustavo Cadena Mathey en su columna semanal.