El martes pasado, en un restaurante de la avenida Reforma de la Ciudad de México.  se reunieron a comer los panistas Adiana Dávila, Francisco Domínguez y Gerardo Priego, para ponerse de acuerdo y exigir un proceso  con piso parejo rumbo a la renvación de la dirigencia nacional, en la que buscará reelegirse el actual presidente, Marko Cortés. Lo curioso del asunto es que los tres se dieron cuenta que a dos mesas de distancia se encontraba el citado Marko Cortés. La información es de Georgina Saldierna en “La Jornada”.. Foto de “El Sol de Tlaxcala”.. La que no estuvo presente fue la senadora Kenia López.