La FDA, en Estados Unidos, aplicará una tercera dosis de las vacunas Pfizer y Moderna contra el covid-19 a millones de estadounidenses que son especialmente vulnerables debido a los trasplantes de órganos,  ciertos cánceres y otos trastornos, con el objeto de protegelos mejor  a medida que la variante Delta continúa aumentando los casos de contagios en este país. La información es de AP y la publica “Milenio”. Foto de “Reuters”.