Se dice que la renuncia de Julio Scherer Ibarra tiene que ver con que le van a quitar atribuciones a la Consejería Jurídica de la Presidencia para dárselas- o para regresárselas- a la Secretaría de Gobernación, que se pretende que ahora sea más fuerte con un político cercanísimo a AMLO, como Adán Augusto López López, de quien ya dijo el Ejecutivo que le va a delegar muchos asuntos políticos. Dice hoy Roy Campos que su salida, la de Olga, la de Romo, y la de otros, tiene que ver con que los radicales se están imponiendo a los moderados dentro del gabinete de AMLO, rumbo al 2024;  podría ser bueno para Morena, no es bueno para el país, ya lo dijo ayer Muñoz Ledo: “hay que serenar al país”. Foto de “Líderes Mexicanos”.