Nos comenta la periodista Irene Arceo:  «hacia finales de los años 90, a invitación de Enrique Pineda, director de la obra «Aventurera», Raúl Sergio Díaz Cervantes, Raúl Zermeño y yo, asistimos a ver la obra al Salón Angeles.  Cuando llegamos, en otra mesa estaba sentado el escritor Carlos Fuentes, acompañado de su entonces nueva esposa Silvia Lemus. De pronto, apareció en escena la simpática y excepcional Carmen Salinas, vestida de lentejuelas, acorde con el personaje de la obra, , y al descubrir a Fuentes, soltó como si nada- con este tono cantadito y desmadroso:_: «así como lo ven, Carlos Fuentes fue mi viejo». a lo que el escritor, ruborizado sólo atinó a alzar tímidamente su copa para brindar, con una sonrisa, con la concurrencia». Foto de «Cuartoscuro» en «Excélsior».