«Pertenecer a una religión es algo más que ser miembro de un club o integrante de un partido político. Practicarla, con todo lo que implica, exige un comportamiento y determina una actitud hacia la vida: es una puerta que se abre para enriquecer la manera de ser, con el trato humano, de primera mano, o a través de la lectura, como las reflexiones escritas por Niko Karantzakis en su «Carta al Greco»: «Sólo se nace una vez, jamás encontrarás otra ocasión».. «No tengo miedo a Dios: él comprende y perdona; tengo miedo a los hombres, éstos no comprenden ni perdonan».. «Mientras vivimos no existe el puerto a donde se llega, sino el puerto de donde se sale, uno se engolfa en el mar salvaje y proceloso, y toda la vida se esfuerza en echar anclas en Dios. Cristo no ers el fin, es el comienzo. ¡Seas bienvenido al buen viaje!». Lo escribió Gregorio Ortega en «Eje Central». Imagen de You tube.