Los últimos meses he tenido la oportunidad de visitar un sin fin de organizaciones de manufactura y prestadoras de servicios en diversos sectores, como el turístico, de alimentos, industria metalmecánica y automotriz, entre otros.

Aunque la finalidad de mis visitas ha sido establecer relaciones de cooperación mutua para realizar diversos proyectos académicos y de servicios tecnológicos, y establecer alianzas que permitan fortalecer el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Institución para la cual laboro, es interesante identificar, de primera mano, el importante avance y desarrollo que han sufrido en los últimos años los sectores antes mencionados, así como su transformación en sus puestos de trabajo; donde incluir a trabajadores con conocimientos, habilidades y destrezas más especializadas es una necesidad cada vez más evidente.

Después de realizar diversas entrevistas con empresarios y directivos de diferentes organizaciones, he comprobado que el común denominador en cuanto a sus expectativas de los egresados de las Instituciones de Educación Superior son las que enlisto a continuación: profesionales con capacidad para trabajar en equipo, que tomen decisiones, que puedan resolver problemas, que sepan comunicarse verbalmente en español y en inglés, que tengan conocimientos técnicos, que planifiquen su trabajo, que se desempeñen con liderazgo, actitud positiva y compromiso, entre otras.

Lo anterior ha sido provocado, principalmente, por dos fenómenos: la globalización ¾que ya es parte de la vida cotidiana¾, y el avance tecnológico ¾que incide directamente en la generaración de un producto o servicio, así como en su comercialización¾.

Lo expuesto hasta ahora es un pálido reflejo de lo que sucede en los países desarrollados, quienes se encuentran inmersos en un proceso de transformación disruptivo, impulsado ¾principalmente¾ por las tecnologías emergentes, lo que provoca un tsunami en su mercado laboral. Por consiguiente, los expertos afirman que actualmente nos encontramos en el umbral de la Cuarta Revolución Industrial, caracterizada por la hibridación del mundo físico y el virtual.

Esta dinámica de cambio permanente en la que se encuentra inmersa la sociedad del tercer milenio ha provocado nuevos comportamientos en la forma de convivir, organizar y trabajar; así mismo, los sistemas educativos en todo el mundo no están al margen de dichas transformaciones, pues —como mencionó el doctor Willard R. Daggett en 1992— el entorno está cambiando cuatro veces más rápido que las instituciones educativas.

Por consiguiente, los modelos educativos, el proceso de enseñanza aprendizaje, el rol del docente y mucho de los elementos que intervienen en los sistemas de educación concebidos hace varias décadas ya no son vigentes. Actualmente, es considerado obsoleto lo que no responde a las necesidades del entorno, caracterizado principalmente por la integración de las diversas empresas internacionales en un único mercado mundial y el rápido crecimiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Si los cambios en áreas laborales, sociales, económicas y políticas en la sociedad del conocimiento son cada vez más acelerados, los sistemas educativos también deben renovarse. Esta es la causa fundamental de la Reforma Educativa.

Los documentos básicos de la Reforma Educativa

En este contexto, es urgente hacer a un lado la resistencia al cambio, entender que vivimos un nueva realidad que nos obliga a buscar alternativas innovadoras, que sean coherentes con el nuevo ambiente en el que nos encontramos inmersos; aferrarnos a las viejas prácticas y repetir los mismos esquemas que en el siglo pasado funcionaron, ya no es una garantía en la actualidad.

Hoy, el sistema educativo en México está llamando a renovarlo para no morir; por lo que urge la transformación profunda de su modelo acorde a las exigencias del tercer milenio. En la actualidad, es necesario desarrollar en los educandos,      además de los conocimientos específicos, competencias que les permitan desenvolverse con eficacia en el entorno y que les faciliten la adquisición y aplicación de nuevos conocimientos a lo largo de su vida.

En mi opinión, la propuesta del Modelo Educativo 2016 “El planteamiento pedagogico de la Reforma Educativa”, de la Secretaría de Educación Pública de México, ha sido un paso importante en la política educativa de nuestro país, pues está fundamentada en las exigencias y necesidades de la sociedad actual y lo que ésta demanda de la educación.

¿Cuál es el corazón del Modelo Educativo 2016? la organización de la escuela, las prácticas pedagógicas que se desarrollan en el aula y el currículo constituyen la esencia misma del nuevo planteamiento pedagógico.

El Modelo Educativo 2016 se detalla en tres documentos: la carta sobre los fines de la educación en el siglo XXI, el modelo educativo 2016 y la propuesta curricular para los niveles educativo de preescolar, primaria, secundaria y media superior, que constituyen la educación obligatoria.

En el primero de ellos se definen los resultados esperados en siete ámbitos distintos: lenguaje y comunicación; pensamiento crítico y reflexivo; valores, convivencia y colaboración; desarrollo físico y emocional; México y el mundo; arte y cultura; y medio ambiente.  El principal objetivo de la Reforma Educativa es que la educación que reciben los niños y jóvenes les proporcione aprendizajes y conocimienos significativos, relevantes y útiles para la vida.

El segundo documento, denominado Modelo Educativo 2016, se divide en cinco grandes ejes: la escuela al centro; el planteamiento curricular; la formación y desarrollo profesional docente; la inclusión y equidad; y la gobernanza del sistema educativo.

La propuesta curricular contiene los contenidos educativos y los principios pedagógicos para enseñarlos. A partir de esta propuesta se desarrollarán los nuevos planes y programas de estudio y los libros de texto que se utilizarán en el ciclo escolar 2018-2019.

Lo que llama la atención en la propuesta curricular es lo siguiente: a) parte de una premisa pedagógica moderna, en la que es más importante la calidad y profundidad del conocimiento que la cantidad; b) reconoce que las emociones y las actitudes influyen de manera significativa en el aprendizaje c) Se incluyen elementos sociales en el plan de estudios, lo cual permite que los alumnos se formen como personas completas;  y, d) otorga autonomía curricular a las escuelas en hasta un 20% del tiempo en aulas, con la finalidad de que se puedan incorporar actividades de desarrollo social, culturales y/o artísticas, que correspondan a sus necesidades, sin dejar de lado la exigencia de cada plantel.

El proceso de consulta sobre el Modelo Educativo 2016

Sin duda, que la propuesta del nuevo Modelo Educativo aún tiene áreas de oportunidad para hacerle mejoras; Por ello, La Secretaría de Educacion Pública ha organizado un proceso de consulta abierto a toda la ciudadanía, del 20 de julio al 30 de septiembre de 2016, cualquier docente, padre o madre de familia, directivo o investigador, podrá emitir su opinión relacionada con el Modelo Educativo 2016 y la propuesta curricular.

Considero de suma importancia la participación de todos en este proceso de consulta sobre el Modelo Educativo, pero de manera significativa se debe tomar en cuenta la opinión de los maestros de México, por que son elementos fundamentales del proceso educativo.

Estimados docentes: los invito a participar con sus opiniones sobre el Modelo Educativo que Veracruz y México necesitan. Basta que consulten el sitio https://www.gob.mx/modeloeducativo2016 y ahí podrán vertir sus opiniones sobre como mejorar el proceso educativo.