"En política, algo muy importante es la discreción. Su contrario, la lengua suelta, es veneno puro. No hay funcionario público moderado, eficiente, si tiene diarrea en la boca. Es mejor tener un zipper entre los dientes que una pecera llena de cangrejos que quieren caminar para allá y para acá. Los hombres, los varones no deben andar en chismes ni chistoretes. Los huevos los deben traer bien amarraditos. sentir aquello bien fajado en el bajo vientre es tinte de caballero y exigencia de un funcionario público". Se lo dijo el entonces Secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana, al autor de libro: "Nada como el Poder", Raúl Cremoux, al entrar éste a laborar a esa dependencia.

Cuando leí por primera vez sobre este poco menos que increíble africano, no daba crédito a sus hazañas olímpicas. Fue en 1960 cuando por primera vez un etíope, un africano, conseguía una medalla de oro en una justa olímpica. Abebe Bikila ganó la maratón de Roma rompiendo todos los récords, y lo hizo descalzo, su tiempo: 2 horas, quince minutos, 16 segundos y dos décimas en 42 kilómetros con 195 metros. Abebe, dicho con el más absoluto respeto, parecía todo menos un atleta, su figura correspondía más al de un aborigen de alguna tribu somalí, pastor de vacas y cabras. Nadie antes de Roma había escuchado mencionar siquiera su nombre, todo mundo se preguntaba que hacía allí ese hombre delgado, con aspecto de asceta, mal comido, esmirriado, más acostumbrado al polvo y la arena del desierto que al asfalto de las grandes urbes. Bikila, nacido en 1932 en un pequeño pueblo de Etiopía, era hijo de un humilde pastor de cabras y no aprendió a leer hasta los 14 años. A los 20 años, se alistó a la Guardia Imperial del ‘hijo de Dios’, Haile Selassie, como una forma de subsistencia. Bikila construyó su leyenda a partir de que decidió correr aquel histórico maratón por las calles de Roma como tantas veces lo había hecho en la ardiente arena de su pueblo, descalzo, nadie lo podía creer, todo el mundo lo miraba estupefacto. Cuatro años después, esta vez con calzado, volvió a ganar el oro en la prueba de maratón de Tokio 1964, batiendo de nuevo la plusmarca mundial con 2 horas 12 minutos 11 segundos. Abebe Bikila, el hombre increíble de Etiopía. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "La música es el verdadero lenguaje universal": Karl María von Weber. 2)" La música es la armonía del cielo y de la tierra": Yuel-Ji. 3) "La música es una cosa amplia, sin límites, sin frontera, sin banderas": León Cieco. 4) La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo": Platón. 5) "La música constituye una revelación más alta que ninguna filosofía": Ludwing Van Beethoven. 6) "Estoy seguro que la buena música la vida alarga": Yehudi Menuhin. 7) "La verdad si no fuera por la música, habría más razones para volverse loco": Pietr Ilich Tchaikovski. 8) "La música es la voluptuosidad de la imaginación": Eugene Delacroix. 8) "El arte de la música es el que se haya más cercano de las lágrimas y los recuerdos": Oscar Wilde. 9) "Las mujeres y la música nunca deben tener fecha". Oliver Goldsmith. 10) "La música, cuando va acompañada de una idea placentera, es poesía". Edgar Allan Poe. 11) "La música es la aritmética de los sonidos, como la óptica es la geometría de la luz": Claude Debussy.

Ahora que hablamos de algunas de las voces más importantes del mundo el siglo pasado, que ya dejamos claro que, para nosotros fue Francis Albert Sinatra Garaventa, mejor conocido como Frank Sinatra, hubo varios lectores a los cuales les pareció un tanto injusto que dejáramos de mencionar a dos grandes voces, mexicanas ambas, y que sí, es cierto merecerían formar parte del selecto grupo de las “mejores voces” del siglo pasado, desde luego haciendo la aclaración de que fueron voces grandes, de mucha repercusión, sobre todo en Latinoamérica, pero que nunca alcanzaron una presencia mundial relevante, y nos referimos concretamente a Marco Antonio Muñiz y a José José. Y efectivamente, tienen razón nuestros lectores porque en el caso del primero, “el lujo de México” como alguien lo llegó a bautizar muy acertadamente, nadie como él para interpretar con tanta elegancia el bolero, ¡ah qué manera de cantar de Marco!, y presenciar personalmente su espectáculo era otra cosa. Se decían muchas cosas de este hombre longevo y de privilegiada voz, desde que era un borracho hasta de su adicción por algún estupefaciente, la verdad es que nunca creímos ninguna de esas versiones, Marco era grande y cantaba como pocos. En el caso de José José, si la de Marco era una voz privilegiada, la de este hombre era una voz que solo Dios se la podía haber dado. En nuestros años preparatorianos todo mundo quería cantar como él, sus canciones eran las preferidas para que se entonaran en los “gallos”, por supuesto después de las de cajón: “Despierta”, “La Barca”, “El Reloj”, “Página blanca”, etc., ya sabe usted, sus éxitos de Rafael Pérez Botija, Juan Gabriel, Roberto Cantoral y de José María Napoleón. Grandes voces las dos sin duda, sobre todo la del segundo, quien ahora pasa por complicaciones en su salud. ¿Usted qué opina? Lo escrbíó Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

La poesía "Llegas silenciosa, secreta.. Y despiertas los furores, los goces.. y esta angustia.. que enciende lo que toca.. Y engrenda en cada cosa.. una avidez sombría... El mundo cede y se desploma.. como metal al fuego.. Entre mis ruinas me levanto.. Solo, desnudo, despojado.. Sobre la roca inmensa del silencio.. Como un solitario combatiente... Verdad abrasadora.. ¿A qué me empujas?.. No quiero tu verdad.. Tu insensata pregunta.. ¿A que esta lucha estéril? No es el hombre criatura capaz de contenerte.. Avidez que sólo en la sed se sacia.. Llama que todos los labios consume.. Espíritu que no vive en ninguna forma.. Mas hace arder todas las formas contra invisibles huestes.. Percibo el mundo y te toco.. Substancia intocable.. Unidad de mi alma y de mi cuerpo.. Y contemplo el combate que combato.. Y mis bodas de tierra... Llévame, solitaria.. Llévame, entre los sueños.. Llévame, madre mía.. Despiértame del todo.. Hazme soñar tu sueño.. Unta mis ojos con aceite.. Para que al conocerte me conozca".

1) "Los frutos del destino pueden caer por su propio peso, cuando están maduros": Friedich von Schiller. 2) "Si no piensas en tu porvenir, no lo tendrás": Galbraith. 3) "Las personas fuertes crean sus acontecimientos; las débiles sufren lo que les impone el destino": Alfred de Vigny. 4) "La vocación es la fuerza interior que arrastra al hombre a cumplir su destino": Manuel M. Ponce. 5) "Nunca hay un viento favorable para el que no sabe hacia dónde va". Séneca Anneo. 6) "El destino baraja y nosotros jugamos". Arthur Schopenhauer. 7) "A veces una batalla lo decide todo, y a veces la cosa más insignificante decide la suerte de una batalla"; Napoleón Bonaparte.

Carlos Tello Díaz, que es hermano del comentarista y analista Javier Tello Díaz que acompaña cotidianamente a Leo Zuckermann en el programa “Es la hora de opinar” que se transmite por “Foro TV”, publicó el primer tomo de una trilogía de libros que resulta de la amplia investigación documental que realizó sobre su controvertido tatarabuelo, el ex presidente y dictador Porfirio Díaz Mori, ‘Porfirio Díaz. Su vida y su tiempo. La guerra (1830-1867)’, el cual habrá que leer sobre todo para descubrir algunos datos que dan cuenta sobre la vida del caudillo oaxaqueño, sus primeros años de vida y su etapa como héroe militar durante la intervención francesa a nuestro país entre los años de 1862 y 1867. En lo particular el que esto escribe no tiene una especial debilidad por el militar y político, digamos que en nuestro ánimo recala más su etapa dictatorial que su faceta militar, pero, como quiera es una figura indiscutible de la Historia Nacional y como tal hay que verlo. Tello Díaz en entrevista, en ocasión anterior, con López Dóriga sobre si estaba o no de acuerdo sobre la posible repatriación de su tatarabuelo respondió tajante algo con lo que estamos de acuerdo plenamente: “Mira Joaquín, yo soy de la idea de que a los muertos los dejemos descansar en paz en el lugar que reposan, me parece que en este caso el muy apacible y bellísimo panteón de Montparnasse en París, es el mejor lugar para que reposen los restos de Porfirio Díaz”, lo que es una respuesta tajante para aquellos que insisten en repatriar los restos mortales del caudillo a México, con todos los honores y ordenanzas de un héroe militar. Coincidimos plenamente, hay que dejar descansar eternamente a don Porfirio, para qué moverlo. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "Ninguno hay que no pueda ser maestro de otro en algo": Baltazar Gracián y Morales. 2) "El hombre será de la calidad de la educación que se le dé": Luis Herrera de la Fuente. 3) El hombre instruído lleva en si mismo sus riquezas": Fedro. 4) "Educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender un fuego": Aristófanes. 5) "La cultura es la buena educación del entendimiento": Jacinto Benavente. 6) "La educación es el verdadero fundamento de la felicidad": Simón Bolívar 7) La educación es la mejor defensa de las naciones": Edmund Burke. 8) "La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna y sin estrellas": Confucio. 9) "La mejor educación del mundo se consigue luchando por la vida": Wendell Phillips. 10) "Lo que de raíz se aprende nunca del todo se olvida": Séneca Anneo. 11) "Las clases deberían ser apasionantes. pero para eso se necesitan profesores apasionados": Sacha Guitry. 12) No le evitéis a vuestros hijos las dificultades de la vida, enseñadles más bien a superarlas": Louis Pasteur. 13) "Sólo las personas que han recibido educación son libres": Picteto.

No cabe duda que a través de los recuerdos los humanos nos reinventamos, volvemos a vivir, nos reanimamos, recuperamos tiempo perdido. Marcel Proust, el gran escritor francés que escribió esta obra cumbre que consta de siete tomos y que escribió entre 1913 y 1927, cuando describe con todo detalle lo que es el rememorar un pan, una ‘magdalena’, “esos bollos cortos y abultados que llaman magdalenas”, y oler el aroma del té y describir como “me llevé a los labios una cucharada de té en la que había echado un trozo de magdalena (remojado), pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar me estremecí…”, y así es, los humanos vivimos de nuestros recuerdos, la vida es un interminable Dejà Vu, y nos gusta recordar, recrear la memoria para soñar despiertos. Hace poco, platicando con un amigo orizabeño del cual nos reservamos su identidad, recordaba cuando una vez en Córdoba de hace como 50 años, a donde solía ir los domingos para conocer muchachas, en una ocasión junto a otro amigo de él, igualmente de Orizaba, subieron al coche propiedad de su papá para ir a dar una vuelta a dos damitas cordobesas de aquella época, recordando como si hubiera sido ayer, aquella tarde sobre todo cuando en la primera oportunidad que tuvo pudo intercambiar, inocente, un beso con su acompañante: ¡Fue hace un chorro de tiempo y, te juro, aún tengo fresco en mi memoria el sabor a fresas, como del cielo mismo, que tenían los labios de ella, inolvidable! Lo escribíó Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "Estoy convencido que la primera prueba de un gran hombre consiste en la humildad": John Ruskin. 2) "Humildad es paciencia atenta"; Simone Weil. 3) "Imitemos en humildad a Cristo y a Sócrates": Benjamín Franklin. 4) "Humildemente me esforzaré en amar, en decir la verdad, en ser honesto, en ganarme el sueldo con mi trabajo, en estar siempre atento a lo que como y lo que bebo, en respetar las creencias de los demás, en buscar siempre lo mejor para todos, en ser un hermano para todos los hermanos": Mohandas Karanchand Gabdhi... 5) "Bromear es una de las cosas amenas de la vida, pero cuesta muchos años de aprendizaje: Yin Yulang. 6) "El buen humor gana batallas que la fuerza y la razón perderían": Anónimo. 7) "El humor es el resplandor de la mente": Edward George Bulwer. 8) "La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que sea capaz de utilizar": Friedich Nietzche. 9) "Quien nos hace reír es un cómico. Quien nos hace pensar y luego reír es un humorista": Georg P. Burns.
Página 1 de 7012345...102030...Última »