"Si un periodista quiere ser leído tiene que contar. Esto viene desde la infancia. No nos podíamos dormir si no nos contaban un cuento. Habrá que buscar, rascar, investigar, para tener siempre algo que contar. Lo que importa, sobre todo, es además, saber contar. Puede haber opinionistas, pero tienen que ser muy destacados en su ingenio, por el conocimiento de las cosas y por el lenguaje, Lo que importa son las noticias, las narraciones. el contar las cosas". Es parte de lo que escribió, en Julio del año ante pasado, el finado Padre José Benigno Zilli Manica, en el semanario "Alégrate" de la Arquidiócesis de Xalapa..

1) "Lo comentaba don Jesús Reyes Heroles: -Las horas más largas de la política son las de la banca". 2) "De Pedro Brull: -Un arqueólogo es un sabio cuyo futuro está en las ruinas". 3) "Regla de oro citada por Lichtenberg: - No juzgar a los hombres por sus opiniones, sino por aquello en que sus opiniones los convierten". 4) "Recomendaba don Porfirio: -Para soportar esto del poder hay que tener flaca la memoria, gruesa la piel y harta cerilla en los oidos". 5) "Se le atribuye a Napoleón: -Cuando el adversario está cometiendo errores, no lo distraigas". 6) "Lo dejo caer el clásico: -Amarse a sí mismo es el comienzo de un romance de por vida". 7) "Podría ser de Loyola: -Uno está obligado a luchar, no a vencer". 8) "Del Gato Culto, de Taibo: -Quisiera ser el candidato de los abstencionistas". 9) "Bien lo apuntó Fitzgerald, -Sólo tenemos un tiempo". 10) "Para Vittorio Gassman: -La muerte no deja de ser de mal gusto". 11) "Del Gato Culto: -si la verdad es sospechosa, imagínate la mentira". Lo escribe don Froylán Flores Cancela.

Ya no son lo que fueron. Durante muchos años fui un recurrente lector de columnas de sociales de Novedades, El Heraldo de México, El Dictamen y El Mundo de Córdoba. Era un placer culposo, pero no me perdía las crónicas de sociales de Agustín Barrios Gómez, Eddy Warman, Nicolás Sánchez Osorio, Enrique Castillo-Pesado –que era más lo segundo que lo primero-, Gemma Odila Garzón de Arcos (Veracruz) y de Juan Apodaca (Córdoba). Algo tenían de literario y el chisme de sociales siempre ha sido atractivo. Llevado al extremo, Luis Buñuel diría que se trata del discreto encanto de la burguesía. No lo sé, algo tenían de atractivas esas columnas, quizá porque mezclaban lo social con el ambiente siempre farandulero de la política. Total, que todos los días iba a la biblioteca de mi universidad a revisar los periódicos del día, y a echarle una ojeada rápida a las páginas de sociales, a revisar fotografías para ver quién estaba de moda. En esas estaba cuando en El Heraldo que me voy encontrando en senda fotografía a Tirso Cházaro Rosario, compartiendo mesa y departiendo en algún antro de la época con nada más y nada menos que Verónica Castro. Me quedé de a seis. Traigo esto a colación hoy que la famosa ‘Chapis’ de antaño ha vuelto a recuperar reflectores con la telenovela de Netflix ‘La Casa de las Flores’. Cuando sucedió esto ha de ver sido como a principios de los ochenta. ‘Tito’ acababa de regresar de su largo periplo de muchos años por el continente europeo para residir nuevamente en México. Como que no la podía creer, Verónica era la estrella de la TV del momento y ahí estaba con ella nada más y nada menos que el afamado hermano de dos de mis más grandes amigos de la infancia: ‘Kiko’ y Jaime Cházaro. Algún día, nada más que me lo autorice, le voy a escribir su biografía a Tito, capaz que la de Porfirio Rubirosa se queda corta.

Que tengas un gran día... a menos que tengas otro planes.. Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj sonara.. Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.. Hoy puedo quejarme porque el día esté lluvioso... o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.. Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero.. o puedo estar contento porque mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.. Hoy puedo quejarme de mi salud.. o puedo regocijarme de que estoy vivo.. Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo... o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.. Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos.. o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.. Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar.. o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.. Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar... o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.. Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le dé forma y aquí estoy, soy el escultor.. Lo que suceda hoy depende de mí.. Yo debo escoger que tipo de día voy a tener.. Que tengas un gran día... a menos que tengas otro planes". Es de Mario Benedetti.

1) "Si además de vivirla crees que la vida es para beberla, buen provecho". 2) "El problema no es que alguien se sienta mejor que los demás, el problema es que los demás lo vean así". 3) "El mejor tesoro no es el que encuentras, sino el que mejor te acomoda". 4) "En ocasiones vale más nunca, que tarde". 5) "Lo que prueba, en gran medida, que la ambición rompe el saco". 6) "Ser político no es, entre sus infaltables contlapaches, ser amigo". 7) "Una golondrina ciertamente no hace verano, pero cómo sirve la frasecita para dragonearla de filósofo". 8) "El hombre es la medida de todas las cosas, es verdad". 8) "Cuando piensas que la realidad es como se vea, pudiera ser tambièn como la crees". 10) "El amor es muchas cosas, entre ellas un accidente". De la autorìa de don Froylàn Flores Cancela en su "Punto y Aparte".

¿En cuál de los siguientes portales electrónicos, encuentra usted mejor información sobre fechas y datos de cumpleaños de personajes locales y nacionales, asistencia a restaurantes de personajes y recomendaciones gastronómicas, recomendaciones sobre vinos, recuerdos de personajes importantes que han fallecido, nombres de los principales lectores, así como las mejores frases sobre la felicidad, la polìtica, la actitud, prudencia, familia, educación y vejez, etc?: A) Reforma. B) El Universal. C) Excélsior. D) Crónica del Poder.

"Cuando usted salga de esta oficina tendrá en sus manos las muescas de la llave que abre todas las puertas del sistema político mexicano. Anote son cuatro: dos comienzan con Pe y dos comienzan con De. Bien, los primeros son dos valores que siempre debe usted hacerlo suyos y admirar, pues siempre se escriben con mayúsculas: Paciencia y Prudencia. Anote por favor y repítamelo. Tome ahora nota de las otras dos normas que empiezan con De. También acostúmbrese a escribirlas con mayúsculas. Son Disciplina y Discreción. -¿Y qué me dice, profesor, de la creatividad, del talento, la eficiencia, el conocimiento, elementos indispensables que...? - No se desvíe. Esos son improntos de la juventud. Lo básico es lo que le estoy diciendo", respondió el entonces Secretario de Gobernación.. Y suerte en su nuevo cargo". Lo escribió el aludido, Raúl Cremoux en su libro "Nada como el Poder".

"Sin familia, sin el calor del hogar, la vida se vuelve vacía, comienzan a faltar las redes que nos sostienen en la adversidad, las redes que nos alimentan en la cotidianidad y motivan la lucha para la prosperidad. La familia nos salva de dos fenómenos actuales, dos cosas que suceden: la fragmentación (la división) y la masificación. La familia es escuela de humanidad, escuela que enseña a poner el corazón en las necesidades de los otros, a estar atentos a la vida de los demás. Las familias no son un problema, son principalmente una oportunidad. Es cierto, no existe la familia perfecta, no existen esposos perfectos, padres perfectos ni hijos perfectos, y si no se enojan yo diría suegras perfectas. Pero eso no impide que no sean la respuesta para el mañana. Cuidemos a nuestras familias, verdaderos espacios de libertad y de amor. Cuidemos a nuestras familias, verdaderos centros de humanidad". Es parte del discurso del Papa Francisco que ofreció en un encuentro con familias en Santiago, cuando visitó Cuba.

Lo confieso, irremediablemente, en la época de mi juventud tardía (cuando estaba dejando de ser un adolescente para entrar a la adultez), digamos que cuando rondaba los 16-18 años, había dos personajes que cuando soñaba despierto me decía a mí mismo: ‘¡Híoles, cuando sea grande quiero ser como alguno de estos dos tipos’!, y por un lado estaba la figura harto flemática del agente secreto 007 (Al servicio de su Majestad) James Bond y, por la otra, la de un hombre que por muchas razones que no viene al caso comentar aquí –se los dejo a su imaginación-, era algo así como mi héroe personal, Hugh Hefner, sobre todo cuando salía fotografiado ataviado como casi siempre, con su bata de estar de seda color púrpura y solapa negra, y rodeado por un ramillete de chicas hermosas, a la sazón ‘playmates’ de su afamada revista Playboy, ¡ufff!. Por favor no me vayan a tildar de insensato, son cosas de la vida, cuando volteo hacia atrás lo atribuyo al ímpetu irrefrenable que muchos tenemos a esa edad, por fortuna mi visión cambió en cuanto a estereotipos, y es que el 9 de abril antepasado justamente Hugh Hefner, el fundador de la tal vez más icónicas de las revistas, Playboy, cumplió 91 años y 64 el magazine, notable por donde se le quiera ver. Ya lo he dicho aquí en otras ocasiones, el material fotográfico que aparecía en sus páginas centrales era una razón más que suficiente para adquirir la revista, pero aunque no lo crean no era necesariamente lo más importante, a través de ella aprendimos mucho de la literatura del siglo XX y conocí a grandes autores, desde Henry Miller, Mailer, Capote, García Márquez y Murakami, y también por Playboy se nos acrecentó el gusto por el cine, el teatro, la música, el arte y los temas culturales en general. Estamos hablando de una revista que ayudó a cimentar en el mundo occidental la idea primaria de la revolución sexual a partir de su aparición en la segunda parte del siglo XX, que nos ayudó a ver temas tabú con naturalidad, sin mayores inhibiciones, además Playboy estaba editada con una calidad superior. Hefner ya no pudo llegar a los 92 años. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

"En política, algo muy importante es la discreción. Su contrario, la lengua suelta, es veneno puro. No hay funcionario público moderado, eficiente, si tiene diarrea en la boca. Es mejor tener un zipper entre los dientes que una pecera llena de cangrejos que quieren caminar para allá y para acá. Los hombres, los varones no deben andar en chismes ni chistoretes. Los huevos los deben traer bien amarraditos. sentir aquello bien fajado en el bajo vientre es tinte de caballero y exigencia de un funcionario público". Se lo dijo el entonces Secretario de Gobernación, Enrique Olivares Santana, al autor de libro: "Nada como el Poder", Raúl Cremoux, al entrar éste a laborar a esa dependencia.
Página 3 de 7312345...102030...Última »