Julio Scherer entrevistando al poeta chileno Pablo Neruda, el 8 de enero de 1961, en la ciudad de México: -"¿Qué habló Neruda con López Mateos? -Desde luego conversamos sobre Chile. Hicimos recuerdos del último viaje del Presidente por mi patria. Hablamos de cosas muy agradables. Nos referimos a nuestros pueblos americanos. Sobre el objetivo de mi reunión con él: "cuando conversa un poeta con un Presidente, toca al Presidente informar sobre los detalles, nunca al poeta". Lo que sí puedo decirle es la profunda impresión que me causó el Presidente López Mateos. Es un espíritu moderno, de nuestra época, muy lejos de aquellos otros mandatarios que por desgracia todavía abundan en nuestra América y que se comportan como si vivieran todavía en la época de las cavernas". Es parte de lo que dijo el poeta, quien quiso dejarle a López Mateos su último libro, "Canción de gesta". Lo comentan en la edición especial 49 de "Proceso" titulada "Julio Scherer García. Entrevistas para la Historia".

Es de sabios reconocer que en esto de los botaneros siempre hay alguien que sabe más que uno de esos temas, y que siempre hay alguien –algunos- que tienen la última palabra en estas cuestiones culinarias. Después aquel Carrusel en donde hago un recuento de algunos de estos “templos al buen comer y al buen beber”, se dejaron venir una andanada de mails al escribiente componiéndole la nota, voy a comentar dos de ellos que me parecen ejemplares por su sabiduría, va el primer comentario: “Mi estimado, el ‘Venegas’ era centro a donde acudir a curar la sed sobre todo cuando el calor apretaba o había partidos de fut, de box o cualquier evento deportivo, después de un tiempo cerró por problemas de seguridad. Ahora su hijo abrió otro Venegas en la avenida Orizaba, a la vuelta de la Torre Hákim, donde hubo otro bar. Sigue el fut y el box. La Frontera sigue vigente, y El Papaloapan, (ahora en la av. Murillo vidal) como atinadamente comentas, ahí se sigue comiendo bien y los viernes se escuchaba por las noches muy buena salsa y fandango. El México, mantiene su calidad, excelentes tortas de serrano o un buen pepito con una cerveza o copa nunca caen mal al mediodía. El otro mail, es más ilustrativo, digamos que amplía las posibilidades, va: “Muy buena reseña, pero te faltaron ‘La bamba,´en Mata y Bremont, el ‘Salón Superior’, ‘El dominó’, el ‘Salón Victoria’ (le decían la barra más grande del oeste); ‘Los Pericos’ de 20 de noviembre; ‘La Chuza’, ‘La Manola’, el ‘Burladero’, ubicados en la calle Américas; Bar ‘Mi Oficina’ en Ruíz Cortinez, ‘Los Compadres’ de avenida Xalapa; ‘Las Vegas’ en la colonia Progreso; ‘El Lucas’ de avenida Revolución y después te menciono los de Coatepec, que esa información merece capítulo aparte”. Ante esta avalancha informativa, no me queda más que decir: ¡Pa´su mecha, más mezcla maestro! Pues ahí está todo un tour para el que se quiera animar a hacer ese recorrido culinario. Lo escribiò Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

  No hay experiencia más grata, al menos para un servidor, que observar el cielo despejado en una noche de estrellas. Entre la escuela secundaria y los primeros años de la prepa, solía ir con mucha frecuencia de campamento, pertenecía en aquel entonces a un grupo de voluntarios juveniles que dependían de la Cruz Roja Internacional (Red Cross Youth) y solíamos ir, como comúnmente se le llama, de campamento. Es de los mejores y más gratos recuerdos que tengo de esa etapa de mi vida, con todo y lo que eso conllevaba: fogata, casa de campaña, auto proveerte de tus alimentos, y la convivencia juvenil es lo que poéticamente se ha dado en llamar una ‘experiencia religiosa’ por lo que concierne a estar en contacto directo con la naturaleza, pero también por la oportunidad que uno tiene en una noche despejadas, observar en toda su magnitud el cielo estrellado y cómo de repente, lo atravesaba una estrella fugaz, instantes del misterio de espacio que apenas lograba uno a registrar precisamente por su fugacidad. Las madrugadas de antes de antier, antier y la de hoy se pudo observar en el cielo este fenómeno que nos es otra cosa que polvo sideral atravesando la barrera de nuestra atmósfera. Ahí he estado pendiente del cielo, las he podido observar, no con la frecuencia que hubiese querido, pero las pocas que he visto son un espectáculo por desgracia instantáneo pero no por eso menos espectacular. Lo escribe Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.  

"En los primeros años de los sesentas, en el histórico taller de grabado de Guillermo Silva Santamaría, en lo que hoy es una majestuosa biblioteca, y en esa época era un nidero de actividades artísticas y culturales: "La Ciudadela", estuvieron juntos Leticia Tarragó y Fernando Vilchis, como parte de una generación deslumbrante de artistas. Que sí pensaban casarse no lo decían y ni siquiera se agarraban de las manos. Luego vino para Fernando, Polonia, Una beca de un año para estudiar artes gráficas. Y allá fue la luna de miel con Leticia. A su regreso, dejaron una huella perdurable en todas las ediciones de la Universidad Veracruzana, no sólo con portadas: carteles, diagramación completa de libros y publicaciones, ilustraciones y viñetas. La influencia de ellos se perpetúa en generaciones completas dentro de la Universidad Veracruzana". Lo escribió don Emilio Carballido en la edición "Expresión Plástica. 35 artistas", del IVEC, en 1995. Foto de UV.

1) "Respeto para quienes pensando diferente a nosotros, a través de partidos políticos, tratan de disputarnos la confianza del pueblo; respeto, también, para quienes pensando distinto a nosotros, no han querido o no han podido organizarse en partidos políticos. Rechazamos por principio, la infabilidad doctrinal o electoral. La urbanidad en las relaciones políticas es requisito para la convivencia pacífica. Seremos inflexibles en la defensa de las ideas, pero respetuosas en las formas, pues en política, frecuentemente la política es fondo". 2) En la tarea de gobernar, el querer quedar bien con todos, normalmente termina en no quedar bien con ninguno". 3) "La política demanda pasión, pero a la par: mesura, sosiego interno, dominio de sí mismo, para no intentar dominar a otro u otros; aspirar a dominar las cosas no los hombres. Estamos al servicio de la libertad de todos".. "Discursos Políticos". Editorial Madero.

1) "Tú nunca entenderás lo que te quiero.. Porque duermes en mí y estás dormido.. Yo te oculto llorando perseguido.. Por una voz de penetrante acero.. Norma que agita igual carne y lucero.. Traspasa ya mi pecho dolorido.. Y las turbias palabras han mordido.. Las alas de tu espíritu severo... Grupo de gente salta en los jardines.. Esperando tu cuerpo y mi agonía.. En caballo de luz y verdes crines.. Pero sigue durmiendo, vida mía.. ¡Oye, mi sangre rota en los violines!..¡Mira que nos acechan todavía!". 2) "Verte desnuda es recordar la tierra.. La tierra lisa, limpia de caballos.. La tierra sin un junco, forma pura.. Cerrada al porvenir; confín de plata... Verte desnuda es comprender el ansia.. De la lluvia que busca el débil talle.. O la fiebre del mar de inmenso rostro.. Sin encontrar la luz de su mejilla... La sangre sonará por las alcobas.. Y vendrá con espadas fulgurantes.. Pero tú no sabrás dónde se ocultan.. El corazón de sapo o la violeta... Tu vientre es una lucha de raíces.. Tus labios son un alba sin contorno.. Bajo las rosas tibias de la cama.. Los muertos gimen esperando turno".

"Te invito un café.. Ven acércate al calor de mi soledad.. Hace frío, la tarde está húmeda.. La brisa nos moja el cuerpo.. rasga la espalda, enfría el alma.. y golpea el rostro.. Ven toma un café conmigo para que la taza nos entibie las manos.. Siéntate, toma un café conmigo.. la charla de alguien siempre es buena compañía y nos da calor.. el sabor y aroma del café nos motiva.. a una mutua confesión.. Tómate un café conmigo.. tu plática, sonrisa y compañía.. endulzan mi amargo momento". Es de la autoría de Jesús Reyes Chávez, uno de los mejores lectores de "Crónica del Poder".

Es curioso cómo todas poblaciones, o al menos muchas que yo conozco, tienen un sello característico que las distingue. Puede ser un especie de árboles, Tehuacán por ejemplo, los gigantescos laureles de la India que había en su jardín central –ahí al zócalo o parque central así le llaman-; alguna planta o flor en específico como a Cuernavaca la distinguían hace mucho tiempo las bugambilias, que en la ‘ciudad de la eterna primavera las había en todas sus tonalidades adornando sus parques y camellones, a Xalapa misma la distingue una conífera frondosa como la araucaria, que aunque es una especie exótica, ha adquirido una especie de certificado de origen de la ciudad capital, y así podríamos seguir hablando de otros sellos distintivos. En mi ciudad natal, no hay una planta o árbol en particular, se podría decir de la jacaranda, pero desafortunadamente no quedan muchas, aunque hace muchos años había algo en particular que distinguía a Córdoba, y ese algo era el olor de la semilla del ajonjolí tostado y molido que despedía la antigua fábrica de aceites ‘El faro’, que hace unos cuarenta años se ubicaba dentro de un perímetro céntrico de la ciudad, luego entonces en plena época de tueste y molienda inundaba con su exquisito aroma a buena parte de la zona urbana del pueblo. Quien habrá presenciado alguna vez cómo se elabora el famoso ‘moli’ huatusqueño llamado Tlaltonile, que se elabora a base de semillas de ajonjolí y de calabaza doradas y molidas, sabrá muy bien de lo que estoy hablando, de un aroma incomparable que durante muchos años perfumó a la ciudad de Córdoba. Con la construcción del parque industrial en la época en la que fue su presidente municipal el Lic. Héctor Salmerón Roiz, la antigua fábrica de aceites ‘El faro’ se trasladó a esa área especialmente dispuesta para la instalación de factorías industriales. Otra cosa que caracterizaba a la fábrica, es que a las 7 de la mañana sonaba una chicharra que anunciaba el inicio de labores y a las 3, puntualmente, el horario de salida y terminación de la jornada laboral. Este sonido, que se oía en todo el rancho, marcaba el inicio de actividades escolares de las familias cordobesas. Lo escribió Marco Aurelio González Gama, directivo de este Portal.

1) "No maltrates a los animales. También ellos son criaturas de Dios y nuestros hermanos menores que no recibieron la facultad del razonamiento abstracto. Pero son amigos que necesitan de nuestra ayuda y cariño. No les impongas excesivos trabajos. Aliméntalos bien. Cúralos en sus enfermedades. 2) Colabora con la naturaleza. No destruyas los bienes que la naturaleza pone a tu disposición. Coopera con los árboles que colaboran con tu vida, purificando el aire que respiras. Colabora con la pureza de las fuentes que te proporcionan el agua para refrescar tu cuerpo. Ayuda al suelo a producir para que haya pan abundante en la mesa de todos. 3) El amor y la alegría son los elementos de base sobre los que construimos las amistades y las consolidamos. Y son igualmente básicos para nuestra tranquilidad espiritual. Derrocha amor y alegría, en cualquier ocasión que tengas, y experimenta como la paz inunda tu alma".

1) "En política siempre se elige entre inconvenientes". 2) "En política lo importante es convencer, persuadir". 3) "No creo en los que dicen no tener ambiciones". 4) "Seremos inflexibles en la defensa de las ideas, pero respetuosos en las formas, pues en política, frecuentemente, la forma es fondo". 5) "La urbanidad en las relaciones políticas es requisito para la convivencia política". 6) "Es más fácil ser dogmático que negociador, ser intolerante que tolerante, es más fácil dividir que juntar". Seleccionados por Alberto Enríquez en la Revista Nexos que subió Rebecca Arenas al Facebook.
Página 2 de 7312345...102030...Última »