Durante su primera conferencia formal en este 2017, Donald Trump aseguró que hay muchas formas de hacer que México pague por el muro fronterizo, por ejemplo, a través de un impuesto. Explicó que una negociación con México podría durar un año y medio, por lo que su estrategia será construir el muro y hacer que el país reembolse el costo después. Antes retomó la presión a la General Motors para que no invierta en nuestro país. Luego el “dulce”: “el gobierno mexicano ha sido muy agradable y yo lo respeto. Los mexicanos son gente estupenda, fantástica, muchos trabajan conmigo”, señaló (cabresto chivato). La nota es de “Reforma”.