Lugar:
Fuente:
Agencia Imagen del Golfo

Nueve lesionados entre ellos tres menores de edad fue el saldo de un aparatoso accidente donde se vieron involucrados tres autos, una camioneta y un volteo, cuyo conductor huyó al tener la responsabilidad.

Los hechos se registraron alrededor de las once de la mañana de este miércoles sobre la carretera federal Xalapa-Veracruz a la altura del distribuidor vial Cabeza Olmeca y del destacamento de la Policía Federal.

Los primeros reportes indican que el camión tipo volteo, conducido por un hombre de aproximadamente 50 años y el cual trasportaba tierra, circulaba a exceso de velocidad con dirección al aeropuerto.

Al llegar a la curva justo frente al destacamento policíaco que el chofer perdió el control y cruzó el camellón hasta invadir el carril con dirección a Boca del Río.

Fue así que se impactó contra la camioneta Chevrolet Tornado, propiedad de la empresa Carssa, manejado por Iridio T. D., de 27 años y ésta a su vez colisionó contra un Nissan March, conducido por José P. H., de 44 años.

“El camión de volteo venía a alta velocidad y en la curva, se pasó al carril que baja a Veracruz, impactó a la camioneta y está a mi, el chofer de unos 50 años huyó, pero antes vino a preguntarme si me encontraba bien”, relató José P.

Ambas unidades salieron proyectadas a diversos puntos de la carretera, mientras que el volteo terminó volcando y la tierra cayó encima de un Volkswagen Pointer, donde viajaba una familia conformada por tres adultos, una bebé recién nacido, una niña de dos años y otro de aproximadamente cinco años.

Ademas, un Chevrolet Matiz de la empresa Gruver, tripulado por Jorge C. H., de 40 años, también fue alcanzado por la tolva.

“El camión voló, se atravesó la acera, impactó otros vehículos, luego el coche donde venía la familia y después me alcanzó a mi, no logré frenar a tiempo y el chófer se dió a la fuga”, comentó Jorge C.

Al ser alertados del múltiple percance, acudieron parámedicos de la Cruz Roja para brindarles los primeros auxilios a todos los involucrados, siendo trasladados a un hospital la familia y el conductor de la camioneta Tornado.

La zona se vio acordonada por elementos de Tránsito del Estado, quienes también ayudaron a la atención de los lesionados, así como de la Policía Federal, Naval y Estatal.

También se notó la presencia de Bomberos Municipales de Veracruz para esparcir la tierra en el combustible y aceite regado sobre el asfalto para evitar otro incidente.

Minutos más tarde las unidades siniestradas fueron retiradas con grúas y la tierra la echaron a otro vehículo para dejar sin obstáculos la carretera.