1) “Procedamos con pasión, pero también con razón. Hay cosas de la vieja política que debemos desterrar al igual que hay cosas de la nueva política que debemos eliminar o impedir. Sería incongruente estar en contra del caciquismo rural, y cruzarnos de brazos frente a la amenaza del caciquismo urbano: financiero, social, político, etc. Ni todo lo nuevo es bueno, ni todo lo viejo es malo”.. 2) “La inteligencia siempre ha jugado un papel decisivo en el progreso de México. Queremos que en nuestros días y en los que vienen, la siga jugando. Pero entiéndase bien, no hay monopolio de la inteligencia y los primeros en reconocerlo deber ser los intelectuales”.. 3) “Al político, en su función, le toca mediar entre intereses contrapuestos para que prive el interés general, el interés común de la colectividad. En los grandes momentos históricos de México, siempre han influido decisivamente los intelectuales, pero únicamente aquellos que, sobreponiéndose a la llamada enfermedad profesional de este gremio, la vanidad, se han acercado al pueblo para aprender de él y enseñarle, ambas cosas con humildad”. “Discursos Políticos”. Editorial Madero.