Por primera vez, los mexicanos indocumentados ya no representan la mayoría de inmigrantes ilegales en Estados Unidos. Según la última estimación del “Pew Research Center” su número y porcentaje total disminuyó en los últimos años al pasar de 6.4 millones en 2009 a 5.6 millones en 2015. El gobierno mexicano lo atribuye en parte a que una buena parte de connacionales ha regularizado sus papeles. La otra a que han regresado al país. La nota es de Eunice Albarrán en “La Razón”.